fbpx

Guía completa de cascos para ciclistas

 

Seguridad sobre la bici: Guía completa de cascos para ciclistas

Montar en bicicleta es una actividad saludable y divertida, que está ganando cada vez más popularidad. Sin embargo, como cualquier actividad física, puede haber accidentes y caídas. Para hacer uso de la bici, la seguridad debe ser siempre una prioridad, y uno de los elementos clave para garantizarla es utilizar el casco para ciclistas adecuado. 

Desde Reyna Ciclismo te invitamos a conocer los diferentes tipos de cascos para ciclistas y sus características distintivas.

  1. Cascos para ciclismo de carretera: Ligeros y aerodinámicos

Estos cascos están diseñados para ciclistas que prefieren velocidades más altas en carreteras pavimentadas. Su forma aerodinámica reduce la resistencia al viento, proporcionando una experiencia de conducción más eficiente. Además, son ligeros y ofrecen una ventilación óptima, ideal para trayectos largos bajo el sol. La seguridad no se sacrifica, ya que estos cascos suelen estar construidos con materiales de alta tecnología como el policarbonato y el EPS (poliestireno expandido).

  1. Cascos para ciclismo de montaña o MTB: Robustos y duraderos

Para los amantes del ciclismo de montaña, la seguridad y durabilidad son fundamentales. Los cascos de montaña son más robustos, con una cobertura extendida en la parte posterior y los lados para proteger contra impactos en terrenos accidentados. Además, a menudo incluyen viseras para proteger contra ramas y barro. La ventilación sigue siendo un factor importante, ya que los ciclistas de montaña suelen enfrentarse a condiciones más variables.

  1. Cascos híbridos: Versátiles

Estos cascos ofrecen lo mejor de ambos mundos, combinando características de los cascos de carretera y montaña. Son ideales para aquellos ciclistas que disfrutan de una variedad de terrenos y estilos de conducción, como por ejemplo el Gravel. Su diseño versátil y adaptabilidad los convierte en una excelente opción para aquellos que buscan un único casco que pueda manejar diversas condiciones.

  1. Cascos para ciclistas urbanos: Estilosos y funcionales

Diseñados para los ciclistas urbanos, estos cascos priorizan el estilo sin comprometer la seguridad. Por lo general, son más livianos y tienen un perfil más elegante. Algunos modelos incorporan características adicionales como luces LED integradas, viseras desmontables y sistemas de ajuste rápido para mayor comodidad durante los desplazamientos diarios.

  1. Cascos plegables: Cómodos de almacenar

Perfectos para aquellos con poco espacio de almacenamiento, los cascos plegables ofrecen la conveniencia de poder guardarse fácilmente en una mochila. Aunque son más compactos, no escatiman en seguridad. Estos cascos utilizan sistemas de plegado innovadores sin comprometer la integridad estructural.

  1. Tecnología MIPS: Multi-Directional Impact Protection System

El sistema MIPS es una tecnología que implementan muchos fabricantes de cascos de ciclismo. Las siglas MIPS corresponden a Multi-Directional Impact Protection System, es decir, es un sistema que protege al ciclista frente a impactos rotaciones.

¿Cada cuanto debería cambiar de casco?

La duración “óptima” de un casco para ciclistas puede variar según diversos factores, como el tipo de uso, la frecuencia, el mantenimiento y los impactos que pueda recibir. Aunque no existe un tiempo de vida específico para todos los cascos, se recomienda seguir algunas pautas generales:

  1. Impactos: Si el casco ha estado involucrado en un accidente o ha recibido un impacto significativo, debe ser reemplazado de inmediato (incluso si no hay daños visibles). 
  2. Desgaste: La exposición constante a la luz solar, la lluvia y otros elementos puede afectar la integridad de los materiales del casco con el tiempo. Si observas grietas, deformidades, o cambios en la textura de la superficie, es el momento de reemplazar el casco.
  3. Tiempo de existencia: Algunos fabricantes recomiendan reemplazar los cascos después de un cierto período de tiempo, incluso si no han sufrido impactos. Esto se debe a que los materiales del casco pueden deteriorarse con el tiempo, independientemente de su uso. Este período suele ser de aproximadamente cinco a diez años desde la fecha de fabricación.
  4. Frecuencia de uso: Si eres un ciclista que usa su casco con regularidad, es probable que experimente un desgaste más rápido en comparación con alguien que lo usa ocasionalmente. En este caso, debes estar atento a cualquier signo de desgaste y considerar reemplazar el casco más frecuentemente.
  5. Mantenimiento: Un mantenimiento adecuado puede extender la vida útil del casco. Limpia regularmente la carcasa exterior y las almohadillas internas según las instrucciones del fabricante. Evita el uso de productos químicos fuertes que puedan dañar los materiales.

Un factor importante para cualquier tipo de casco es llevar la talla adecuada y que el casco esté siempre bien asegurado a la cabeza. 

Recuerda que la seguridad es la principal prioridad, y reemplazar un casco cuando sea necesario garantiza que siempre cuentes con la mejor protección posible. Siempre sigue las recomendaciones del fabricante y revisa tu casco regularmente para asegurarte de que esté en condiciones óptimas. Si tienes algún tipo de duda, te esperamos en Reyna Ciclismo para asesorarte y ayudarte a escoger el casco que se adapta a tus necesidades.

Av. Mayorazgo 13, Málaga

WhatsApp: 638 74 32 76

× Atención vía Whatsapp